Desarrollo de Productos

El desarrollo de un nuevo producto incluye diferentes etapas en las que el análisis sensorial y la investigación de la opinión del consumidor aportan información clave para la toma de decisiones, reduciendo los riesgos y costes asociados a este proceso.

En la definición de la idea de producto y la evaluación del concepto, las dinámicas de grupo y los estudios exploratorios ayudan a identificar nuevas necesidades, preferencias y demandas del consumidor. En la etapa de desarrollo de producto, la participación de un panel de catadores expertos ayuda a definir y adaptar el producto acorde a las especificaciones sensoriales. En la validación del producto antes de su lanzamiento, los test de aceptación y preferencia aportan una información única sobre el atractivo del producto y su potencial en el mercado.

El apoyo a la innovación de producto a través de los estudios sensoriales maximiza las opciones de éxito del mismo. La aplicación de las diferentes metodologías sensoriales requiere de conocimientos y habilidades adecuadas por los profesionales de la industria, así como de los recursos adecuados. Esto es una realidad factible para la mayoría de las grandes empresas. Sin embargo, para la pequeña y mediana empresa agroalimentaria, la falta de competencias en esta área de conocimiento, puede suponer un freno que dificulta el desarrollo exitoso de nuevos productos.